Salud

Cómo reconocer un lunar benigno y uno maligno?

MMuchos de los lunares en el cuerpo son tumores benignos de la piel, pero en algunos casos, estos pueden ser malignos y representar peligro para la salud.

¿Por qué salen los lunares?

Según la revista digital de la Coordinación de Comunicación Social de la Facultad de Medicina de la UNAM, cada persona tiene una condición genética que define los lunares que tendrá en el cuerpo y pueden irse desarrollando dentro de los primeros años de vida.

¿Cómo saber si es benigno o maligno?

Los lunares benignos suelen ser de color café no muy obscuro y de un tamaño aproximado de 6 mm. Estos seguramente los tienes desde la infancia y su crecimiento es muy lento. En algunas ocasiones son un poco más grandes y con un pelo, pero tampoco representan un riesgo.

Los tumores malignos son planos y cambian rápidamente, suelen ser mucho más grandes y pueden llegar a tener hasta tres colores distintos (café muy oscuro, café claro y un tono rojizo).

Cuándo visitar al médico?

Según la Facultad de Medicina de la UNAM, hay cuatro aspectos importantes que se deben tomar en cuenta para determinar si el lunar es peligroso:

La asimetría: ésta es una característica de un lunar benigno, si tiene irregularidades es necesario revisarlo.

Los bordes: son indicios de que puede ser maligno.

El color: debe ser uniforme, varias tonalidades en un lunar indican que puede ser peligroso.

El diámetro: debe estar alrededor de los 6 mm y de lento crecimiento.

Cualquier irregularidad o duda es importante revisar con un médico para definir si el lunar representa un riesgo para la salud.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Most Popular

To Top