Deportes

LOS TRES TIPOS DE SENTADILLAS QUE TE HARÁN ESCULPIR UNAS POMPAS DE IMPACTO

La mayoría de las mujeres realizan ejercicio con el fin de mantener un cuerpo en forma y saludable, haciendo grandes méritos para obtener un trasero bien tonificado.

 
Pero para esculpir unos glúteos no hay nada mejor que las sentadillas. La versatilidad, la simplicidad y los buenos resultados la hacen ser uno de los ejercicios más eficaces

Incluso resulta excelente para fortalecer los muslos, las caderas y el trabajo de resistencia. Así que solo es necesario ejecutarlas correctamente para lograr un culo espectacular.

Sentadilla de una pierna

Con este ejercicio se consigue trabajar de forma intensa los glúteos. Ponte de pie con los brazos extendidos delante de ti. Luego desplaza una de las piernas hacia adelante sin flexionar la rodilla y con el pie apuntando hacia el techo. Mientras tanto la otra rodilla debe doblarse ligeramente para hacer la sentadilla. Ten en cuenta que al hacer la rutina debes tener la espalda recta y el pecho desplazado hacia adelante.

Sentadilla pliométrica

 
Una de las mejores sentadillas que van ayudar a tonificar los glúteos. Para ello mantén los pies a la misma distancia que las caderas. Saca las manos juntas y adelante del pecho. La espalda debe estar recta, así que los pectorales deben quedar hacia afuera. Luego aprieta los músculos de la espalda inferior para poder sacar los glúteos y hacer fuerza para desplazarte hacia abajo.

Después flexiona las rodillas y lleva de a poco el tronco superior hasta poder tener los muslos en paralelo al piso. Con la posición, recuerda separar las manos del pecho y levantar los codos hacia atrás para que apunten al techo. Toma impulso y salta para regresar a la postura de inicio.

Sentadilla con barra

Este ejercicio requiere mucho esfuerzo pero sin duda ayuda a fortalecer los glúteos. Para realizarlo debes hacer la sentadilla clásica pero ahora sujetando una barra de pesas con el trapecio. Debes colocar la barra horizontal de pesas por atrás de la nuca, apoyándola en el trapecio.

Luego pon los pies al ancho de las caderas, saca el pecho con la espalda recta y desplaza ligeramente la cadera hacia atrás. Empuja la cadera hacia abajo para que los muslos queden paralelos al piso.

Como verás este movimiento requiere de constancia y tenacidad para tener unos glúteos perfectos. Solo enfócate en realizarlos bien, de una forma controlada para poder mejorar día a día.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Most Popular

To Top