Salud

Cómo hacer ejercicios de TRX en casa

¿Aún no has oído hablar del TRX? Se trata de una práctica deportiva cuyas siglas en inglés significan Total-body Resistance Exercise, que en español quiere decir “ejercicio de resistencia del cuerpo entero”. Es un tipo de entrenamiento en suspensión que necesita de un arnés para poder realizarse. El arnés es fijo, no flexible, y se sujeta sobre algún punto clave, por ejemplo una pared o el techo. Para el entrenamiento se aprovecha el peso corporal propio como resistencia. Mediante esta técnica puedes realizar ejercicios para desarrollar todos los grupos musculares y sirve para aumentar la fuerza muscular o incluso mejorar posturas, además de para perder peso. Puedes realizarlo fácilmente desde casa si adquieres el arnés.

Para qué sirve el TRX

El TRX, entrenamiento en suspensión, es perfecto para aquellas personas que quieren perder peso pero no quieren ir al gimnasio o ponerse a hacer rutinas de ejercicio en casa. Muchas personas aprovechan su propio peso para hacer ejercicio con esta técnica ya que el peso corporal influye mucho. Es un método innovador y relativamente reciente aunque, ya está bastante extendido por EEUU y en Europa se ve cada vez más.

El TRX fue inventado por los Navy SEAL, cuerpo de élite de EEUU, que no se podían permitir perder fuerza física por no disponer de los aparatos necesarios. De esta forma Randy Hetrick, uno de sus integrantes, cogió un cinturón de un paracaídas y algunas herramientas y creó un artilugio que les permitía hacer ejercicio y trabajar sus músculos con la resistencia de su propio cuerpo. Más tarde fueron creando rutinas de ejercicios y el invento fue evolucionando hasta convertirse en el arnés que se utiliza hoy en día.

Este tipo de entrenamiento sirve tanto para trabajar la potencia muscular como para realizar ejercicios de fuerza combinados con ejercicios aeróbicos. Te permite trabajar y tonificar todas las partes de cuerpo y también puede servir para mejorar la postura o lesiones de alguna parte del cuero, como las vértebras.

Realizar entrenamientos seguidos con TRX puede proporcionarte un entrenamiento cardiovascular e incluso quemagrasas.

Cómo hacer ejercicios de TRX en casa

Antes debes hacerte con un arnés TRX, que es específico para este tipo de entrenamiento. Es importante que escojas uno que ha sido creado para esto y no cualquier otro, ya que podrías hacerte daño.

No exige una condición física específica puesto que hay varios entrenamientos y de hecho, puesto que el peso es influyente en este entrenamiento, deberás elegir el que mejor convenga según tu estado físico. Sin embargo, es conveniente preguntar antes a un especialista o entrenador personal para que te enseñe no solo qué tipo de ejercicios te van a ir mejor y cómo realizarlos, sino para aprender el sistema de anclaje y cuerdas. Además, como cualquier ejercicio, conviene consultar a un médico en caso de padecer algún tipo de enfermedad. Un uso indebido del arnés puede provocar lesiones, aunque es muy difícil que esto ocurra.

Ahora bien, para empezar a entrenar con TRX debes escoger el nivel de dificultad. Para ello, únicamente cambiando la posición del cuerpo, sin utilizar materiales adicionales. En este punto, es importante resaltar que el individuo puede escoger el nivel de dificultad a través del cambio de la posición del propio cuerpo, sin usar materiales adicionales.

Practicar TRX en casa es una opción ideal para aquellas personas que no quieren o no pueden ir al gimnasio. Se debe escoger un lugar que permita anclar el arnés de forma segura, ya sea el techo, una pared, una puerta… y además tener el espacio suficiente para realizar los ejercicios. Hay muchos ejercicios de TRX diferentes, vamos a ver algunos de ellos que pueden ser fáciles para realizar en casa, como el press de pecho que es un ejercicio muy común del TRX que ejercita los pectorales.

Para hacer este ejercicio tienes que sujetar las correas con los brazos y mantener los brazos extendidos hacia delante; coloca con un pie más adelantado que el otro. Ahora ve doblando los brazos inclinando el pecho hacia delante a la vez que doblas la rodilla de la pierna que hemos adelantado. Poco a poco vuelve a la posición inicial. Repite varias veces y no olvides cambiar la posición de las piernas y adelantar la otra para que trabajes ambas.

Cómo hacer remo con TRX en casa

El remo es otro de los ejercicios más conocidos que sirve para trabajar la parte superior de la espalda. Para realizar este ejercicio tienes que colocar las cinchas en la posición más corta. Luego agárralas con las manos de manera que tus brazos queden pegados al cuerpo pero en una posición de 90 grados, es decir flexionados. Tus piernas deben estar un poco más adelantadas que el resto del cuerpo. Ahora déjate caer hacia atrás y vuelve a incorporartecon la ayuda de tus brazos y espalda. Es muy importante mantener la columna alineada. Repite varias veces este movimiento.

Cómo hacer sentadillas con TRX en casa

Con esta práctica trabajarás sobre todo la parte superior de las piernas. Aquí es muy importante la posición puesto que la intensidad dependerá de tu postura en gran medida. Debes colocarte frente al arnés con la espalda recta y las piernas rectas, pero cuanto más separes las piernas costará menos que si están juntas. Dobla las rodillas sin separar los pies del suelo y vuelve a levantarte agarrando el arnés con las manos. Repite el movimiento las veces que puedas.

No olvides descansar unos segundos entre un ejercicio y otro y entre movimientos si es necesario.

Precauciones para hacer ejercicios de TRX en casa

Es muy importante que si quieres trabajar tu cuerpo por tu cuenta igualmente consultes antes a un especialista que pueda ayudarte. Sobre todo en el caso del TRX ya que si no sabes utilizar bien el arnés podrías hacerte daño.

Las cintas van sujetas a un punto de anclaje que debe ser seguro y no moverse o podrías caerte. Se puede colocar en cualquier sitio donde haya un punto de anclaje situado por encima de tu cabeza y que aguante bien tu peso. Si colocas el TRX en una puerta asegúrate de que nadie va a abrirla.

Las cinchas tienen varias posiciones, más largas o más cortas, dependiendo del ejercicio que se quiera hacer. Es importante cambiarlas a medida que haces uno u otro. Si estas empezando adecua los ejercicios a tu nivel, no hagas sobreesfuerzos. Y nunca realices ejercicio de más, sobre todo si el médico te lo ha indicado…..

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Most Popular

To Top